BIOGRAFÍA

La Comunidad Literaria y de Artes Plásticas Infanto-Juvenil "Aventuras de Papel" nació en la ciudad de Mar del Plata, para abrir una puerta que estaba cerrada, la participación de niños y jóvenes en el ámbito literario marplatense.

Tenemos premios como:

*Lauro de Oro, otorgado por la Fundación "Algo por Colombia" (Octubre del 2014).
*Voluntariado y Bien Común, una mención que consta de un certificado enmarcado y una medalla, auspiciada por Rotary Club, otorgada por la "Federación para la paz Universal" (Diciembre del 2015).

Participamos de antologías como:

*Huellas a la Mar 6, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci, y auspiciada por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación Argentina y el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (2016).
*Huellas a la Mar 7, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci, y auspiciada por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación Argentina y el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (2017).

*Huellas a la Mar 8, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci, y auspiciada por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación Argentina y el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (2018).

Publicamos bajo nuestro nombre:

*Como Golondrinas, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci y presentada en Buenos Aires en el histórico Café Tortoni (2018).

Wednesday, January 17, 2018

GALOPE AL CIELO

Rústico camino, pisoteado por los estúpidos canallas sin sentimientos, son fríos como el hielo.
El granjero se esfuma rapidamente por ese trecho polvoso, rumbo a su cascada de agua y a su oasis de frutos deliciosos. Pero, un llanero de pelo rubio y sombrero largo, silbando y tarareando una canción, sumergida en penas muy bien musicalizadas...
La ley lo persigue ¿Será por andar merodeando de pueblo en pueblo sin proposito alguno? No. Su madre le dijo una vez: -Hijo mío, ya estoy a punto de depositar mi alma en el cielo, antes de que mi cuerpo y mi voz se encierren en el silencio eterno de una tumba fría, júrame que cuidarás bien del querido caballo Frido, es lo único que te dejo de herencia.
Tanto fue el penar de este hombre, no había trago tan fuerte que borrará su tan mala desdicha, decidió entonces acoger al querido Frido, lo bañaba cada día a las tres de la tarde, paseaba de pueblo en pueblo con sus ojos cansados y su mudo autoestima.
Tantas aventuras coleccionó con este noble amigo equino que lo consideraba como una parte de su alma.
Llegó un día en que el río de juventud y movilidad corporal dejó de fluir en él, ya solía estar sentado en su humilde choza y llorando, de ya no poder haber hecho más, se quedaba dormido. 
En la noche se asomó su madre en forma de blanco ángel celestial y le dijo: -Es hora de tu última cabalgata. Subitamente, el hijo, obediente a la petición de su madre, ensilló a Frido y se montó en él, a lo que su madre le manifestó: -Ya es hora, corre hijo... corre conmigo. -¡Arre, Frido! ¡Arre! -Le decía el hombre, emocionado por ver a su progenitora. Fue galopando rapidamente, como un rayo y sin darse cuenta, terminó por subir y subir allá arriba, donde las oscuras emociones no tiene lugar.

José Alexander González Quizhpe, Ecuador.

No comments:

Post a Comment