Thursday, September 29, 2016

NUEVE Y DOCE

9:00 PM
La luz de mi lámpara poco a poco se está apagando, mientras que yo medito y pienso en los primeros versos de este texto que yo quiero escribir, no con un bolígrafo, sino, con la tinta de mis lágrimas. Quiero imaginar que estoy bien y que ella descansa en santa paz, pero no sé que pasa cada vez que intento olvidarla y la recuerdo con mas fuerza. Cada noche mi conciencia y mi alma debaten con mi almohada sobre el porque de mis insomnios frecuentes.Trato de hacerme el valiente, pero sé que es por ella...
10:00 PM
Cada lágrima, cada momento, que tristemente me recuerda a la felicidad que un día rondó nuestra vida, uno a uno esos sentimientos, transformados en acuosas y diminutas expresiones que mi rostro demuestra con gran facilidad, caen en mi corazón vacío, vacío de amor.
11:00 PM
Ni el trago mas fuerte, acaba con esta angustia, porque me embriagué de sus besos, de su mirada, de como me hizo conocer el mundo a su manera, me enseño a ser feliz.
12:00 PM
Mi lámpara se ha apagado y yo he quedado en la lúgubre soledad de mi pequeña habitación. Ahora comprendo que ella no hubiera querido verme triste, pero... ¿Que puedo hacer Si todo me recuerda a ella? Incluso el cielo, aquel manto blanco y celestial, donde ahora estará sentada observándome y en mis sueños, diciéndome lo mucho que me ama.
José Alexander González Quizhpe
18 años
Ecuador

No comments:

Post a Comment