BIOGRAFÍA

La Comunidad Literaria y de Artes Plásticas Infanto-Juvenil "Aventuras de Papel" nació en la ciudad de Mar del Plata, para abrir una puerta que estaba cerrada, la participación de niños y jóvenes en el ámbito literario marplatense.

Tenemos premios como:

*Lauro de Oro, otorgado por la Fundación "Algo por Colombia" (Octubre del 2014).
*Voluntariado y Bien Común, una mención que consta de un certificado enmarcado y una medalla, auspiciada por Rotary Club, otorgada por la "Federación para la paz Universal" (Diciembre del 2015).

Participamos de antologías como:

*Huellas a la Mar 6, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci, y auspiciada por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación Argentina y el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (2016).
*Huellas a la Mar 7, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci, y auspiciada por la Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación Argentina y el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (2017).

Publicamos bajo nuestro nombre:

*Como Golondrinas, editada en papel por "Ediciones Literarte" de Graciela Diana Pucci y presentada en Buenos Aires en el histórico Café Tortoni (2018).

Tuesday, October 7, 2014

LOS AMIGOS DE BRAQUI


Había una vez, una escuela rural que estaba ubicada muy cerca de la laguna de Chascomús.
A ella asistían ocho niños: Maira, Danielito, Germán, Juanita, Daniel, Andrea, Beatriz y Raúl. La "Seño" se llamaba Ana.
Un día de primavera, mientras tomaban la merienda, oyeron un ruido extraño que provenía de la galería.
Germán, que era el más inquieto del grupo, corrió a abrir la puerta.
Todos quedaron asombrados cuando un perro muy pequeño de pelaje multicolor entró en la escuela. Maira lo tomó en brazos y todos los compañeros querían acariciarlo.
Entonces, la señora Ana les dijo:
-Despacito, chicos, que se puede asustar.
Danielito preguntó:
-¿De quién será?
-¿Tendrá hambre? -Quiso saber el otro Daniel.
-Parece muy asustado -Opinó Beatriz, quien al igual que la "Seño", cuidaba mucho a sus mascotas.
-¡Podemos darle leche con cereales! -Propuso Germán, ya que para él, la cuestión de la alimentación era fundamental.
La "Seño" intervino nuevamente y para poner un poco de orden, le pidió a Raul que lo llevara al patio, hasta que  decidieran que hacer con él.
Cuando finalizó el horario de clases, la señorita Ana realizó la pregunta infaltable en casos como éste:
-¿Alguien se lo quiere llevar?
Como en un coro, los chicos se ofrecieron para llevárselo.
-Esperen un momento, chiquitos de mi corazón. Primero, tenemos que ponerle un nombre -Dijo la maestra, mientras Juanita y Andrea entraban con el animalito que miraba a todos con ojitos de asombro.
Las propuestas para el nombre fueron varias: Pitufo, Terry, Skyp, Melli, Capitán y Braqui. Votaron todos y el cachorro quedó bautizado como "Braqui", porque le sugería a un "abrazo".
-¡Yo me lo quiero llevar! -Dijo Maira que siempre estaba muy callada.
-Me parece bien -Agregó Beatriz -Porque Maira tiene a la chanchita Rocío y con ella Braqui se va a entender...
Así fue. Maira cargó a Braqui en su bicicleta y lo llevó a su casa. Cuando Rocío la vio llegar con el perrito se acercó enseguida y le hizo cariñitos con su hocico.
-¡Hola! ¿Como estás? Yo me llamo Rocío. ¿Y vos?
-Ahora me llamo Braqui, porque los chicos de la escuela me adoptaron.
-¿De donde venías?
-De muy lejos. Mi dueño vino a pasar el día a la orilla de la laguna y cuando se marchó se olvidó de mí, hace muchos dìas. Anduve por todos lados pero nadie me quería recibir.
-Bueno... Bueno... ¡Ya pasó! -Lo interrumpió Rocío -Ahora ya estás aquí y tendrás muchos amigos. Vení que te muestro mi casita.
Y los dos fueron a caminar por el Camping "Vicente Caminos" hasta que llegaron a la casita de Rocío.
-Aquí duermo yo. Le pediré a Eugenia, quien me entiende mucho, que te traiga una frazadita para que duermas tranquilo todas las noches.
Braqui se sintió muy a gusto entre sus nuevos amigos y así pasaron muchos meses hasta que...
Vino un señor llamado Tomás Correa preguntando por un perrito llamado Terry que había dejado olvidado a orillas de la laguna en la temporada anterior.
Rocío y Braqui temblaron de miedo y se abrazaron fuerte, mientras que Eugenia le explicaba al señor que ella tenía un perrito de todos colores pero que se llamaba Braqui.
-¡Debe ser él! -Sostuvo el señor Correa.
Maira le dijo a su tía Eugenia:
-¡Porfi, tía! ¡No  dejes que se lo lleve! Braqui pertenece a todos los chicos de la escuela N 31 y además se lo ve tan feliz con Rocío como amiga. Si vuelve a la ciudad, tal vez enferme de tristeza.
Eugenia le explicó que si el dueño lo reclamaba, ella no podìa hacer nada.
El señor miró a Eugenia, a Maira y a los dos animalitos y luego de pensar un rato largo dijo:
-Bueno, ustedes quieren de verdad a Braqui. Podemos compartirlo. Cuando yo venga por estos lados lo visitaré, y ustedes podrán seguir cuidándolo.
-¡Bravo! -Dijo Maira -Le contaré a los chicos esta novedad.
-¡Que bueno! -Dijo Braqui a Rocío, mientras movía su colita multicolor.

Colorín verde y azul.
Este cuento tiene magia
y ha nacido en Chascomús.

Taller de Comunicación, Escuela 31
Del libro: "Florilindo y otros cuentos"
ISBN: 978-987-26633-1-5.

No comments:

Post a Comment